lunes, 4 de enero de 2016

Año nuevo...


Cuando empecé con este blog, la idea era mezclar un poco una pequeña batalla conservacionista con algunas experiencias/trucos/consejos para quien estuviera empezando en este apasionante mundillo... pero con el tiempo me he ido dado cuenta (más aún) de lo poco que interesa la conservación de nuestro patrimonio natural al público en general, y me entristece muchísimo...

La gran ventaja de tener un blog es que puedes escribir lo que te dé la gana, que a alguien le interesará... y si no, al menos te has quedado a gusto. Esta entrada es una de esas.

Los últimos días del 2015 estuve intentando preparar una entrada resumiendo un poco lo que había dado de sí el año en mi caso, fotográficamente hablando. Revisando todo el trabajo del año, me encontré que era incapaz de hacer algo corto eligiendo las fotos de las que estoy más orgulloso... probablemente ha sido mi mejor año, no tanto por calidad, sino por la variedad de temas, técnicas, pruebas y alguna que otra ida de olla (como escribir con luz en una montaña). 
Quién lo iba a decir cuando en febrero me cargaba mi amado 100-400, con el que hasta ese momento hacía el 80% de las fotos...
Los paisajes nunca han sido mi especialidad, pero en el 2015 me he hinchado a hacer paisajes, sobretodo desde el que se ha convertido en mi refugio antiurbano: el Parc Natural del Cadí-Moixeró.
Me quité la espina de los Abejarucos, después de años intentándolo... y además en una primera incursión en la alta velocidad, con unos resultados bastante decentes (creo).
El seguimiento a los Jabalís del Parc del Laberint en Barcelona también me dio la oportunidad de poder fotografiarlos de cerca, en algo "parecido" a su hábitat, pero sobretodo ver de primera mano la problemática derivada de un exceso de población provocado por la falta de depredadores.
También tiré mucho de macro, con algunas especies que ocuparán futuras entradas en este blog.
Al final opté por hacer una presentación, la primera vez que me da por hacer algo así... en parte para que cada uno opine lo que quiera, y en parte para intentar llegar a más gente, ya que creo que siempre es más fácil ver un vídeo corto con buena música que pasarse una hora leyendo una entrada larga y aburrida que posiblemente sólo interese al autor.

Lo de llegar a más gente no era precisamente para conseguir más "me gusta" o gilipolleces cosas por el estilo, sino porque creo que la principal labor de un fotógrafo de Naturaleza tiene que ser divulgativa, enseñar "a los demás" las cosas que normalmente no ven o no se fijan... a ver si ayuda a que aprendan a respetarlas.

No daré más vueltas a este tema, aquí dejo el vídeo para quien no lo haya visto:



El caso es que al mismo tiempo que me peleaba conmigo mismo para hacer el resumen, vi la que, desde mi punto de vista, es la peor noticia del año: Récord en el Polo Norte: 30 grados por encima de la media
Vale, no hay que ser alarmista, fue algo temporal, debido en parte a El Niño... pero... qué está pasando? nos daremos cuenta cuando el Ártico sea un destino de playa y sombrillita? hay que esperar a eso? de verdad?
Me enervo (y mucho) cuando sale algún listillo de estos de corbata y cartera de piel diciendo que el cambio climático no existe, que es una tontería inventada por algunos... verdad señor Trump? como este tío llegue a la Casa Blanca, me pillo el primer billete a Marte...
La Cumbre de París trajo alguna buena noticia, con el compromiso de frenar las emisiones por parte de todos los países presentes (apostaría mi mano derecha a tres que no lo van a cumplir)... pero no es suficiente, nunca es suficiente. Mientras lo que mande por encima de todo sea el dinero, nada será suficiente.

Estoy cansado de que todo se mire en dinero, en beneficios, en poder... pero parece que esa sea la naturaleza humana: acaparar todo lo que se pueda, tener más que el vecino, el último modelo en todo... y mientras tanto, a dejar el planeta como un estercolero... total, ya lo arreglará el siguiente.

Se supone que la navidad es una época "para ser mejores", hacer buenos propósitos (que con la resaca del día 1 se nos olvidan muchos...), pasar tiempo con la familia... cada uno lo verá como quiera. Para mí es la época del consumismo desmesurado, de ver al lamentable punto al que nos dirigimos como sociedad... vivimos para comprar cosas innecesarias, el dinero que tanto nos cuesta ganar (y más ahora) se lo regalamos a esas grandes multinacionales a las que tanto criticamos y odiamos... enciendes la tele y sólo ves un anuncio de colonia detrás de otro... o de juguetes en horario infantil... o medicinas para el resfriado (mejor no empiezo con las farmacéuticas, porque tengo bilis de sobra para todas...). Comprar, comprar, comprar... cuando consigues mirarlo desde fuera es como una especie de obsesión enfermiza.

Que cada uno haga lo que le apetezca con su dinero y su vida, eso por supuesto, pero seamos un poco consecuentes con lo que decimos y lo que hacemos después. Criticamos a grandes empresas que tienen métodos de producción poco éticos y obsesión por los beneficios, pero luego buscamos como locos el último modelo de iPhone (quien dice iPhone dice casi cualquier otra cosa, no se me ofendan los fans de la manzanita).

Vivimos en un pequeño puntito azul en medio del universo, el tercer pedrusco desde el Sol, y hasta donde sabemos, no parece que haya nadie más por ahí... Apenas hemos conseguido llegar a la Luna, y para mandar a alguien a Marte van a pasar unos cuantos años... y aún así lo tratamos como si tuviéramos otro planeta de recambio para cuando acabemos con éste. Hace mucho tiempo vi un viral muy interesante que ayudaba mucho a ver en perspectiva dónde estamos... quizá habría que echarle un vistazo de vez en cuando.

Guerras por petróleo, por recursos, talas indiscriminadas, incendios, matanzas en nombre de religiones (el otro gran cáncer del planeta)... todo esto da igual, porque al ritmo que vamos no va a quedar nada por lo que pelearnos.

Está claro que con el nivel de la mayoría de nuestros políticos (y no sólo en España), la cosa no parece que tenga mucha solución, al menos a gran escala. Pero todos podemos hacer un mínimo esfuerzo cada día, poner un poquito de nuestra parte y poco a poco ir cambiando esta mentalidad... no podemos dejarlo todo en manos de los demás y luego echarles la culpa.

En general (y digo en general), la idea es reproducirse, perpetuar la especie... pensemos un momento: ésto es lo que queremos dejar a las próximas generaciones? un planeta que se agota, que no tiene tiempo de adaptarse a nuestro crecimiento y nuestras exigencias... con recursos cada vez más limitados... y caros. Llámale petróleo, llámale agua, llámale como te dé la gana, pero a veces parece que no recordemos que todo lo que nos rodea ha sido fabricado, directa o indirectamente, con materiales que proceden de aquí, de la Tierra. No tenemos un marcianito que nos traiga lo que necesitamos desde su planeta con su nave espacial, TODO sale de aquí... tengo que insistir porque a veces parece que pensemos que las cosas se fabrican de la nada. Y todo se acaba, tarde o temprano.

Podría seguir horas, pero creo que ya empiezo a aburrir, así que acabaré con unos consejillos que no nos suponen ningún esfuerzo, y que si entre todos lo vamos haciendo, poco a poco puede que esos impresentables a los que votamos se den cuenta de que no todo se puede medir en beneficios.

- Primero, las tres R: Reducir, Reciclar y Reutilizar. Reducir quizá sea la parte más complicada, dado lo que tragamos a todas horas y en todos los medios, pero RECICLAR debería ser algo básico en cualquier casa... todo el mundo tiene un contenedor de reciclaje cerca, no pongamos excusas. Y si no está cerca, aprovecha cuando saques a pasear al perro, que no te vas a morir precisamente por andar dos minutos más. Reutilizar... más de lo mismo!
Ya que estoy, recomiendo ver el documental "Comprar, tirar, comprar". Habla sobre el consumismo y la obsolescencia programada, un término que sólo de pensar en él me provoca un ascazo...

- Ponemos a parir a las empresas energéticas (no todas, alguna buena hay... pero la mayoría son el anticristo). Nos quejamos de puertas giratorias, del beneficio a toda costa, de precios abusivos... pero aún así ves a muchísima gente que deja la luz de la cocina encendida mientras comen en el comedor, o peor, tooooodas las luces de la casa encendidas... el grifo abierto innecesariamente mientras se lavan los dientes... un gesto tan simple como no encender (o apagar) lo que no vas a utilizar supone un ahorro energético enorme... pero si no lo queréis ver así, miradlo de otra manera: les estáis regalando vuestro dinero!!!!! que luego a ninguno nos hace gracia ver la factura a final de mes... reduzcamos sus beneficios! que se jodan!

- Y el último... el más complicado. A la hora de comprar... algo tan simple como pensar "lo necesito? o sólo lo quiero?"

Creo que no tengo mucho más que decir, sólo que espero que tengamos un año mejor, un año RESPONSABLE. 

Por mi parte seguiré intentando dar a conocer alguna curiosidad de nuestra fauna a los menos familiarizados con ella... dar algún consejo a quien haya empezado con esto recientemente... pero sobretodo intentando hacer llegar un mensaje conservacionista, al menos a los más cercanos, desde este humilde blog con pocas visitas.

Y gracias por vuestro tiempo a todos los que habéis pasado por aquí en el 2015, sea para leer, para comentar o para pasar el rato.

2 comentarios:

  1. Buena crónica de 2015, a ver si este año la superas Cesar. Feliz 2016!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Germán, feliz año! (más vale tarde que nunca...)

      Eliminar